Airbnb está ganando el pulso a la alcaldesa de Barcelona.

Golpe de Airbnb en Cataluña: la Generalitat no podrá multarla por “ilegal”.Cataluña multó en 2014 a Airbnb por ofrecer pisos ilegales. Ahora un juez acaba de anular la sanción. La sentencia podría tumbar también las multas impuestas por Ada Colau.

Pulso aquí y envio por email a alguien que le interesan estos temas

 Según anuncia el digital ” El confidencial” Airbnb se acaba de apuntar una importante victoria en la eterna batalla legal que mantiene en Cataluña contra la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. El Juzgado de lo contencioso-administrativo nº 11 de Barcelona ha anulado la multa de 30.000 euros impuesta por el Govern en julio de 2014 por ofrecer apartamentos turísticos de forma “ilegal”. La sanción fue sonada no tanto por la cantidad (la máxima posible), sino por el precedente que suponía, ya que abría la puerta a nuevas sanciones similares. Sin embargo, la Generalitat ha perdido ahora la batalla: un juez de lo contencioso-administrativo ha estimado el recurso de Airbnb argumentando que no hay base para considerar la web “ilegal”, afirma este periódico digital.

El magistrado asegura que Airbnb Online Services (la filial española de la compañía, ahora Airbnb Marketing Services), “no es meramente un tablón de anuncios electrónico en el que operan los usuarios negociando y cerrando sus transacciones”, ya que Airbnb cobra una comisión por su servicio de intermediación. Sin embargo, “la gestión de las reservas, la fijación de precios y especificaciones concretas del uso de las viviendas alquiladas se establece por sus titulares”. Según El confidencial , Airbnb sí intermedia, pero no como servicio turístico, sino con la realización de un “proceso tecnológico o informático de aproximación entre cliente (usuario) y persona dispuesta a ceder por precio el uso temporal [de su vivienda].”

La sentencia incide en detalle sobre uno de los puntos más polémicos que rodea a Airbnb y al resto de webs de economía colaborativa: ¿son servicios de alojamiento (o transporte, en el caso de Blablacar) o meras plataformas tecnológicas? “La Ley 13/2002 de Turismo de Cataluña descansa sobre la ordenación del turismo sobre la base de intervenir activamente con organización, personas o bienes. Y ofrecer el sistema de comunicación virtual o digital a través de Internet no es propiamente el manejo, gestión o utilización de elementos, personas o bienes afectos a la explotación turística”, argumenta el documento.

El magistrado concluye que “la recurrente [Airbnb] realiza una actividad económica específica no regulada en términos tales que pueda afirmarse que se infringe la normativa de modo flagrante, como se exige cuando se están imponiendo sanciones”. Y es aún más directo en otro punto de la sentencia: “La economía colaborativa ha sido objeto de atención por parte de la Unión Europea, para facilitar su desarrollo, como motor de la economía moderna, pero el Derecho Penal y el Derecho Administrativo sancionador no pueden ser utilizados como medios alternativos de regulación”.

“Lo que está haciendo Ada Colau es puro populismo. Aunque el juez le diera la razón, nunca podría cobrar esos 600.000 euros ni cambiar nada. La ley española no regula la economía colaborativa. Y, encima, Airbnb opera en Europa desde Irlanda y su sede mundial está en California. ¿Qué va a hacer, enviar a los Mossos a San Francisco?”.

Puedes leer la noticia de El Confidencial pulsando aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies