Progresismo y alquiler Vacacional

Este es un artículo sobre progresismo y alquiler vacacional, escrito por nuestro compañero de Foro Vacacional, Juanjo Amengual, publicado en El mundo del 25 de agosto de 2017,

Haz click

De un tiempo a esta parte los mensajes que circulan sobre el alquiler vacacional aluden a aspectos negativos como la especulación, la evasión de impuestos, la saturación, la masificación…

Uno podría pensar que toda la campaña orquestada de criminalización y culpabilización del alquiler vacacional, obedece a un afán de quedarse con todo el pastel de plazas, para no permitir que se reparta o atomice la riqueza que estas producen.

El turismo que hemos estado anhelando en la última década es aquel desestacionalizado , cultural, familiar, que reparte riqueza comprando en el pequeño comercio, se integra y genera puestos de trabajo en la oferta complementaria. Es un turismo que en vez de repartir riqueza sólo a los fondos de inversión propietarios de cadenas hoteleras y grandes multinacionales, reparte riqueza a la gente del pueblo, al pequeño comerciante o restaurador o a la persona que limpia una casa vacacional, la cual cobra, por cierto, hasta seis veces más por hora trabajando para pisos de alquiler que para las grandes cadenas hoteleras.Y pagando sus impuestos, vaya por delante.

“Cuenta mil veces veces una mentira y se convertirá en verdad”. Y diariamente calan mensajes con los que uno llega a creerse que una mole de hotel de mil habitaciones satura menos que cuatro chalets de turismo vacacional. O que el alquiler turístico no paga impuestos, por ejemplo. Mentira, las casas vacacionales pagan un 35% y además no se escapa ni una, puesto que los ingresos de los portales Airbnb, Homeaway, Booking… son vía bancaria y Montoro les tiene la lupa encima. Cabe recordar que un alquiler “normal” (LAU) solo paga un 7% .

Sostiene D. Álvaro Middleman, el que fuera presidente de Air Berlín en España, que no desestacionalizamos porque los hoteles cierran en invierno. Porque así lo desean, dice.

Y…quién paga a los fijos discontinuos los meses en que los hoteleros deciden cerrar sus hoteles?…. Usted y yo y el resto de los españoles.

Asegura el último informe de Homeaway y la Universidad de Salamanca que el turismo de alquiler desestacionaliza.Y con datos. En invierno no vendrán turistas porque los hoteles están cerrados. Pero sí pueden venir a las casas de alquiler vacacional.

En este mundo disruptivo en el que vivimos a lomos del cambio permanente, hay tendencias ineludibles e inevitables, como la desaparición de los oligárquicos canales de antaño y como la democratización y atomización del control de los negocios. Uber, Spotify, Amazon… o Airbnb son sólo algunos ejemplos. El mundo cambia, excepto en las Islas. De momento.

El turismo de masas ha entrado en decadencia moral, estructural y económica al caer en el “todo incluido”, dando totalmente la espalda a la sociedad o a la oferta complementaria. Llama la atención que algunos de los que crearon la “Balearización” ahora luchen para evitar que un trozo del pastel se reparta fuera de su círculo.Y lo hacen en connivencia con algunos partidos, incluso “progresistas” (sic) como PSOE, Podemos o MES.

Nos encontramos con una modalidad turística que puede ser “progresista”. En las islas se dan múltiples casos de alquiler vacacional “social”: La señora que sobrevive alquilando su casa porque la pensión no le llega, el parado que no tiene más remedio que alquilar para poder llegar a fin de mes, o la familia que tiene una finca y así evita malvenderla a un extranjero por no poder mantenerla, han hallado en el alquiler vacacional una salida.

Los partidos progresistas prohíben paradójicamente el “alquiler social” para ceder todo el mercado, las plazas, a las cadenas hoteleras. En bandeja. Paradójicamente, llama la atención que muchas de estas empresas cubran el overbooking con casas de alquiler vacacional. Llevan décadas haciéndolo.

Haz click

Y no es que la casa de alquiler y el hotel sean excluyentes, más bien al contrario, aunque algunos de los “players” únicos del mercado se esfuercen en comunicarlo. El negocio turístico evoluciona y los hay que lo ven claro. Empresas hoteleras como HOTUSA, FERGUS o BE MATE, del empresario Kike Sarasola, están desarrollando interesantes innovaciones con el alquiler vacacional. Como bien dijo el CEO de General Electric, Jack Welch: “Destruya su negocio, cambie… o muera”. El alquiler vacacional , ya está aquí y ha venido para quedarse. A pesar de unos pocos.

Lo más preocupante es la negligencia de legislar saltándose a la torera el modelo de ecuanimidad, libre competencia y el axioma de que todos somos iguales ante la ley. Porque con la ley aprobada por los partidos “progresistas”, no tiene el mismo derecho a tener una plaza hotelera la señora que sobrevive, la familia que sostiene su finca o el parado que vive con el alquiler de su casa que una multinacional hotelera.

Bienvenidos sean los “números clausus” de licencias turísticas, pero con una regulación para que todos los españoles pudiéramos optar a una de esas plazas. Y así no vulnerar leyes de libre competencia europeas, que acabarán tumbando la autonómica.

Con clara negligencia los legisladores y políticos están haciendo leyes a sabiendas de que incumplen estas normativas, como ha ocurrido en Canarias, donde el Tribunal Superior ha echado para atrás leyes del Gobierno Insular que contradecían la libre competencia en temas de zonificación. Dicho en román paladín, no se pueda zonificar y prohibir a la gente alquilar en una zona que ya está declarada turística.

¿Porqué el hotelero sí y el parado o pensionista no? Eso es prohibir. Estamos en un país donde nuestros políticos no saben hacer, no saben crear, sólo saben prohibir.

La buena noticia es que nadie puede poner puertas al campo o prohibir una tendencia mundial, como intentan denodadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies